15 de junio de 2018

EL OCASO DEL RINOCERONTE AFRICANO



Salimos en una nueva aventura con Ecowildlife esta vez a Kenia.

En el fondo de la fosa del Rift, en las inmediaciones del lago Nakuru la sabana está salpicada de pequeñas charcas y arboledas dispersas del árbol de la fiebre.  Encontramos un pequeño rebaño de rinocerontes blancos compuesto por dos hembras, sus recentales y un macho adulto. El macho siente el ardor del celo y se pone tan tonto como todos los machos de cualquier especie en esa circunstancia. Corteja a una de las hembras de forma ruda, casi agresiva. La llega a levantar del suelo empujando su hocico hacia arriba contra la barriga de ella. El recental que la acompaña le planta cara al inmenso titán, interponiéndose con coraje entre el obcecado y su madre.

Mientras amamanta a su cría, la hembra orina en spray y el galán brutote chequea olfateando cuidadosamente la información sobre el estado de su estro. Tarde o temprano, ella accederá. Con toda probabilidad, el macho ya ha recibido señales químicas que le permiten albergar esperanzas.  La baja productividad de esta especie, pasan cuatro años desde que una hembra fértil pare a un único descendiente hasta que vuelve a alumbrar otra cría, es un problema añadido en su conservación. Una tasa reproductora que no cubre las bajas demasiado frecuentes en una especie que en condiciones normales no tiene depredadores naturales.

Recuerdo la genial descripción de Félix en FAUNA, las sensaciones que le trasmitía la observación de los rinocerontes africanos. Dulzura, paz, ternura, admiración y tristeza. Porque cuando el malogrado naturalista burgalés recorrió los espacios naturales africanos, el declive de las dos especies ya había comenzado. El ocaso de los colosos.  Ninguna de las poblaciones salvajes de rinoceronte blanco actuales pertenece ya a la subespecie del norte. Todas tienen su origen en la subespecie sudafricana.

Seguramente, el punto de inflexión comienza con el “descubrimiento” de la subespecie del norte, hoy virtualmente extinguida. En el año 1900 un militar inglés, un tal Gibson, abatía un rinoceronte blanco en las orillas del Nilo Superior. A partir de este momento se conoce la presencia de los rinocerontes blancos norteños. Esta población quedó aislada de la del sur por un cambio climático que dividió en dos, con una insalvable barrera de selva ecuatorial, el hábitat óptimo de estos gigantes.

Existe la teoría de que las leyendas del Mokele Mobembe, el críptido de la selva del Congo, no sería un imposible dinosaurio relicto, sino el eco de una época en la que la sabana ocupaba los territorios arrebatados por los bosques lluviosos y que habría incorporado a los rinos a la mitología de las tribus que la habitan.

A lo largo del SXX, las dos principales poblaciones del rinoceronte blanco del norte, localizadas en el Sudán y en el Congo, padecen el caos producido por procesos de descolonización y guerras civiles que las diezman sin compasión. A la desprotección se le añade su absurdo y sobradamente probado ineficaz uso en la medicina tradicional china. Las falsas propiedades medicinales del cuerno de rinoceronte en polvo están documentadas en manuales chinos del SXVI. Entre ellas se cuentan las afrodisiacas aunque, en los últimos tiempos, potentados orientales también adquieren cuernos de rinoceronte tallados como exclusivo símbolo de estatus y poder.

60000 dólares el kilo de cuerno de rinoceronte.

Desde entonces, traslocaciones, extinciones locales, carrera armamentística y tecnológica entre furtivos y autoridades medioambientales, corrupción, heroísmo, intentos desesperados por reproducir a los últimos ejemplares en cautividad. Todos los elementos necesarios para el tercer acto de la tragedia.

Este es el repugnante tráfico que está exterminando a los rinocerontes de todo el mundo. En Ol Pejeta, debajo de una acacia que acoge una bulliciosa colonia de tejedores hay un cementerio de rinocerontes blancos y negros. En las lápidas de piedra están grabadas unas palabras sobre el animal, su nombre y las circunstancias en las que murió. Todos por furtivismo, la mayoría encontrados sin cuernos. Mal van las cosas para una especie cuando se conoce a casi todos sus individuos por su propio nombre. Muy mal van cuando somos capaces de contarlos y ponerles un nombre con el que recordarlos en una lápida.

Parece que la expansión del Homo sapiens por el planeta coincidió con la extinción de gran parte de la megafauna mundial. Eurasia, Australia y América padecieron la llegada del homínido africano que, probablemente con la ayuda de cambios climáticos y otros factores ajenos a su acción directa, llevaron a la extinción a numerosas especies de mamíferos, pero también aves y reptiles. No sabemos exactamente porqué la megafauna africana salió viva de su relación con los sapiens, pero los científicos intuyen que milenios de co-evolución propiciaron adaptaciones que les permitieron coexistir.




























La vuelta al continente de sapiens inadaptados procedentes de Europa, Asia y América 600 siglos después está revertiendo ese status quo y ha metido de lleno a la gran fauna africana en la espiral de extinción de la que no salieron rinocerontes lanudos, mastodontes, moas o magaterios.

En las instalaciones del centro de conservación de Ol Pejeta pudimos contemplar a las tres últimas hembras supervivientes de la subespecie de rino blanco del norte. Viven en un corral sin ser conscientes de que su estirpe desaparece sin remedio. El último macho, Sudan, murió hace apenas una semana. Sin poder dejar descendencia.

Dejamos a la familia de rinocerontes blancos del Nakuru. Anochece y desde una colina, un ranger armado se dispone a pasar la noche vigilándolas. Nunca imaginé que viviría el ocaso de los colosos africanos, pero haber podido ver los esfuerzos con los que, en este caso, Kenia lucha contra las mafias de furtivos y traficantes, me hacen albergar una brizna de esperanza.

En Abril de 2019, dirigiré de nuevo una expeidición a África en busca de los grandes mamiferos, si os quereis venir os dejo toda la información en este enlace.

JOSÉ CARLOS DE LA FUENTE

7 de junio de 2018

NOS VEMOS EN MADbird ESTE FIN DE SEMANA


Acompañando al Club de Viajes de Naturaleza de Madrid, Ecowilldife Travel estará presente en la 4ª edición de MADbird, la feria de Naturaleza que se celebra en el Paseo del Prado de la capital de España del 8 al 10 junio..

MADbird Fair muestra la gran riqueza de espacios naturales que existen en España y que hacen de nuestro país un paraíso para la observación de la naturaleza, tanto en el interior como en sus costas. Al mismo tiempo, ofrece lugares donde disfrutar de experiencias especiales y auténticas que ocurren en cualquier parte de nuestro planeta, gracias a la amplia oferta internacional que trae consigo.


Este año desde Ecowildlife Travel hemos preparado una serie de presentaciones y talleres que pueden ser de vuesto interés:

VIERNES 8; 18 HORAS el naturalista JOSÉ CARLOS DE LA FUENTE nos acercará las míticas y tenebrosa montañas de los Cárpatos rumanos y el más grande delta de Europa, el del río Danubio. 

VIERNES 8; 19 HORAS el fotógrafo y viajero JOSÉ ALBERTO PUERTAS nos invita a un taller de fotografía de viajes y de naturaleza donde nos enseñará por ejemplo como fotografiar las hermosas AURORAS BOREALES.

SÁBADO 9; 11:00 HORAS el artista de naturaleza JOSÉ ARCAS nos dará un taller de pintura de naturaleza en cuadernos de campo abierto a todos los públicos. A cada asistente se le entregará un cuaderno de campo.

SÁBADO 9; 12:30 HORAS el naturalista y viajero JOSÉ LUIS RIVERA nos invita a sus "charlas en la barra" con una cerveza en la mano nos trasladará a lugares de sus próximas expediciones como los parques nacionales de Canada en busca de osos y los parques nacionales de la India en busca del mítico tigre de Bengala

SáBADO 9 16:30 HORAS el fotógrafo de naturaleza JOSÉ ALBERTO PUERTAS nos traslada a llas Islas Lofoten en Noruega durante la noche ártica y nos cuenta su encuentro con las míticas auroras boreales

SÁBADO 9 18:00 HORAS el naturalista y viajero JOSÉ LUIS RIVERA nos invita a sus "charlas en la barra" con una cerveza en la mano nos trasladará a las cultura preincas y las selvas de Perú.

DOMINGO 10; 11 HORAS Presentación en exclusiva de los talleres EL MUNDO DE LINCE y EL LOBO IBÉRICO, un recorrido por los dominios del felino más amenazado del planeta y nuestro lobo ibérico así como de los talleres y encuentros fotográficos con los míticos predadores ibéricos.
A CARGO DE LOS NATURALISTAS JOSE CARLOS DE LAFUENTE-MANUEL SOSA- ANTONIO HERRERO

DOMINGO 10; 12:30 HORAS El biólogo y naturalista Alfonso Polvorinos, hará una proyección y nos hablará sobre LA GRAN MIGRACIÓN AFRICANA

Nosotros  vamos a llevar nuestras salidas de cara a la segunda parte del año como son la salida de verano a Borneo y Komodola escapada de birdwatching a Cádiz y el parque natural del Estrecho en Julio, las salidas a Tanzania y Kenia de julio y agosto, el bidrwatching a Polonia a los parques de Bialowieza y Bierbza el próximo mes de septiembre, la salida a Sudafrica para el puente de Octubre y las escapadas de fin de año a Sri Lanka y sobre todo las salida de Wildlife Spain para birdwatching y avistamiento de fauna en España.

Todos los miembros del Club EcoWildlife Travel que se acerquen hasta el stand, recordad que la asistencia es gratis, recibirán un pequeño obsequio y todos los que nos visiten y se den de alta en el club se llevaran un regalo directo.

29 de mayo de 2018

RUMANIA: EL LINCE BOREAL, EL FELINO MÁS GRANDE DE EUROPA

Hoy os voy a hablar del linx boreal, el más grande de los felinos europeos. Este enorme “gato” que puede llegar a los 130cm de largo y a los 30kg. de peso.

Tiene las patas largas y ágiles, y los pies en forma de raquetas para moverse bien por la nieve. Su pelaje, que cambia dependiendo de la estación del año (tono dorado en verano y gris claro en invierno), es muy grueso para protegerse de las bajas temperaturas. Los rasgos más característicos del lince boreal son las pinceladas negras en los extremos de las orejas y las manchas y líneas negras de sus ojos y cara.
 Vive en los bosques, en los prados de alta montaña y en las pasturas de países como Finlandia, Rusia, Polonia o Rumanía. Pero se trata de un animal en peligro de extinción a causa de la caza incontrolada, las trampas, los venenos y las persecuciones.
Es un animal carnívoro que suele alimentarse de pequeños herbívoros como los ratones, los conejos, las liebres, animales roedores e incluso aves. Aunque también puede llegar a cazar ciervos, cabras salvajes, gamos o rebecos. Suele cazar de noche y aunque no corre mucho, curiosamente es muy buen nadador y escalador.
Las montañas de Bucegi y el Parque Nacional Piatra Craiului en Rumanía son uno de los hábitats principales donde podemos encontrar estos grandes felinos. Y Ecowildlife te lleva a conocerlos, salimos el próximo 1 de Julio con el naturalista José Carlos de la Fuente a recorrer sus territorios, si quieres más información la tienes en este enlace.