7 de septiembre de 2016

INDIA: PARQUE NACIONAL DE BANDAVGARH, EL REINO DEL TIGRE


El Parque Nacional de Bandavgarh en Madhia Pradesh, en el centro de India, es un centro de peregrinaje para los amantes de la vida salvaje y la naturaleza en general. Hubo un tiempo, en que los tigres competían por territorio, dada la cantidad de animales que se podían contar es esta área. Pero ya lo digo bien, hubo un tiempo. Los marajás acostumbrados a cazarlos a lanzas nunca imaginaron lo fácil que era abatir al tigre desde el lomo de un elefante con un arma de fuego. Y los ingleses se lo enseñaron, es una de las grandes aportaciones de lo ingleses  al desarrollo mundial, la caza indiscriminada de especies y el exterminio generalizado de cualquier bicho que se mueva. Amen de la enseñanza a cambio de tierras a los pueblos conquistados. Todo un logro. Aquí casi lo consiguieron quedan solo 40 ejemplares.

Pero a lo que iba, salimos del hotel con la noche aún puesta, mi guía tenía noticias de que una madre y tres cachorros andaban merodeando cerca de la entrada al parque. Tocaban las seis cuando el funcionario de turno nos permitió acceder al parque.  Nos comentó que había sentido aullidos de alerta del Hanuman langur a medio kilómetro.
Paramos el coche en un cruce de caminos, la mañana era húmeda, una fina niebla se adueñaba de todo haciendo más difícil la visión. El silencio era sepulcral, sinceramente había vivido este instante con los leones en Mara pero allí la sabana  y sus movimientos de animales te distrae del sonido. Aquí en medio de la jungla verde, uno espera ruido de aves y de vida permanentemente. De nuevo el mono lanza un aullido de alerta, el tigre se acerca. El pulso tiembla. el guía se inquieta buscando la figura rayada, la respiración jadeante, las manos húmedas de la emoción, el día no quiere levantar, la espera es tensa y de pronto, un rugido a nuestras espaldas lo delata y al girarnos, delante nuestra a ecaso veinte metros, una tigresa enorme nos mira con la boca abierta, jadeante de la noche de caza, incrédula de que estemos en su camino.

Me impresiono más que el león, no dejo de mirarnos ni un instante, inquisidora, amenazante y yo, como siempre, me quede embobado en la escena, cuando me quise dar cuenta la tigresa caminaba y la oscura mañana no daba para hacer mejores fotos. Me maldije un y mil veces del error pero ahora, me alegro de haberla podido contemplar esos escaso segundos que duro su mirada amenazadora, ahora me alegro y al menos, pude sacar la foto que demuestra que ese tigresa no tenía buenas intenciones y que esta vez, por fin, la tuve cerca de mi.

Teneis algunas fotos de la expedición aquí y el programa de la nueva expedición que saldrá en enero en este enlace.

3 de septiembre de 2016

INDONESIA: BUCEANDO CON MANTAS EN EL PARQUE NACIONAL KOMODO


Hemos vivido estos días una expedición por Borneo y Komodo y hemos tenido algunas experiencias fascinantes. Entre ellas, navegar de la mano de nuestro patrón Alberto Reija a bordo del Damai por las aguas del Parque Nacional de Komodo en busca de dragones, tiburones, mantas-rayas y otros seres mitológicos para la imaginación del viajero.

Este video recoge el encuentro con las mantas rayas, tanto los submarinistas como los snorkeles, recibieron una experiencia que de buen seguro no olvidaran en sus vidas. Os he dejado más fotos en este enlace.

17 de agosto de 2016

FOSILES VIVIENTES: DRAGONES DE KOMODO

En alguna de las islas de Indonesia central habita un increíble depredador que puede alcanzar los tres metros de longitud y los 140 kilos de peso. Se trata del dragón de Komodo (Varanus komodoensis), una especie de saurópsido de la familia de los varánidos. En ocasiones temido pero de gran admiración por parte de los científicos pues son considerados auténticos fósiles vivientes.

Mucho se ha hablado de este lagarto desde su casual descubrimiento en 1912 por parte de un piloto que se estrelló en las íslas. Investigadores de todo el planeta viajaron al lugar para estudiar el increíble hallazgo, que desde entonces no ha dejado de sorprendernos. Descienden de un reptil marino que vivió hace 136 millones de años y que podía llegar a alcanzar los 17 metros de longitud.

El dragón de Komodo no tiene los sentidos de la vista y el oído muy desarrollados por lo que utiliza su lengua para oler, detectar sabores y percibir estímulos. Al igual que otros reptiles, utiliza el órgano de Jacobson, un órgano auxiliar del sentido del olfato que le ayuda a orientarse en la oscuridad.

Son excelentes corredores y depredadores voraces. Su alimentación se basa principalmente de carroña, aunque también cazan y tienden emboscadas a otros animales que incluyen invertebrados, aves y mamíferos. Basta con una morderdura para matar a su presa pues su saliva contiene 82 tipos de bacterias diferentes.

En estado salvaje, el dragón de Komodo es una especie amenazada y está catalogada como vulnerable en la Lista Roja de la UICN debido a la reducción de su ámbito de distribución. Hay aproximadamente entre 4.000 y 5.000 ejemplares en estado salvaje, pero la gran preocupación procede de la creencia de que tan sólo podrían existir 350 hembras reproductoras.

Contemplar a este espectacular saurio en el Parque Nacional de Komodo constituyen una experiencia única para los amantes de la naturaleza y la vida salvaje. Ecowildlife tiene prevista una expedición a BORNEO y Komodo cuyo plato estrella es el trekking por el bosque para encontrar en estado salvaje al lagarto más grande de cuantos existen. Para más información visitar nuestra webOs he dejado fotografías de la última expedición en este enlace.